Me siento fuera de lugar.

Sentadas, frente aquella tormenta de nieve y con nuestra usual taza de café la chica de ojos negros me dijo que plasmará en letras todo lo que su corazón sentía en aquel momento y así con papel y lápiz en mano y unas que otras lágrimas, empezaron a salir sus palabras que decían:
No encajo, hago todo lo posible por armar ese rompecabezas pero hay una pieza que falta que no me deja sentirme completa, me duele porque se lo que soy capaz de dar cuando a algo me aferro, y duele aun mas saber que fracaso en los intentos, me empiezo a cuestionar que hago? Donde estoy parada en este preciso momento? y solo logro poner mas loca a mi cabeza trato de andar en caminos nuevos y ver si la suerte juega a mi favor pero al parecer ella ya tiene asuntos con alguien mas, y me adentro en este laberinto de confusión que aunque estoy consciente de que tiene una salida me siento ya muy herida para buscarla.
Se desvaneció mi equilibrio y me estoy dejando guiar por el miedo, y se que esto solo me llevara a hundirme mas, pero mi corazón empieza a creer que estará cómodo ahí, se siente tan real es como si siempre hubiera estado allí y aunque sangra el tiempo se convierte en parches que detienen la herida, y aquellas alas que un día use para impulsarme se rompen y con ellas la ilusión de ser distinta.

Me siento fuera de lugar, y lo note al sentirme el pato feo entre tantos cisnes , entre tanto paraíso la tormenta que lo arruina, de todas las buenas causas aquella que esta perdida.. Y en cada paso que doy retrocedo hacia el rincón del que me costo tanto salir lleno de dudas y soledad con reflejos de amargura y lo único que te quedan son lagrimas rotas, por eso en pocas palabras estoy HUNDIDA.