Arrepentimiento

 

Es cierto cuando dicen que la vida da muchas vueltas, que uno no debe hacer tantos planes, porque probablemente, algún día una decisión dé un giro tan grande a tu mundo hasta el punto de no saber lo que realmente quieres…

Esto me está matando lentamente, el saber que te vas de mí -y que yo no puedo hacer nada al respecto- , en que ya no podré sentir tu calor, las noches se volverán frías, los domingos aburridos, y los viernes no podré poner como excusa  a mis amigos que “estoy enfermo” sólo para quedarme contigo.
Díganme que duele más. ¿El que se queda o el que se va?

Maldita sea la hora en que me entregué a ti en cuerpo y alma. Duele. Duele tanto que no puedo dormir, ni comer.
¿Qué haré ahora sin ti? Sin tus besos, tu piel en mi piel, tus caderas, la melodía de tus gemidos cada vez que hacíamos el amor, tu sonrisa cada vez que ayudabas a alguien.
Diganme que puedo hacer para sacarla de mi mente, si cada vez que le recuerdo sonreír me pierdo en ella. Irradia luz con tan sólo mirarla.

Quisiera tener tu paz, admiro como lo llevas todo tan tranquilo, pues es que yo siempre he sido un desorden y mi mente no descansa ni sin sólo segundo.
Niña mía , mi sol y mis estrellas, mi firmamento, mi paz… He sido un egoísta, un orgulloso y un soberbio.

Sólo te pido dos cosas.
Que me perdones.
Y que por favor, no  me dejes, no te vayas.

 

 

Puedes ver: http://amorpredilecto.com/destrozasteunapersonaqueteama/